Comparte en tus redes

Por Irene Garcés Medrano*. El mundo se inquieta por la propagación del Coronavirus y aísla a China como matriz del brote epidémico, que ya cuenta 362 muertos y un balance aproximado de 12 mil contagiados. El Reino Unido dice adiós a la Unión Europea. La paz en Libia se muestra cada vez más frágil. Entre tanto, en el Teatro Aristón de San Remo, la ciudad italiana de las flores, hoy comenzó la septuagésima versión del Festival de la Canción Italiana, que toma el nombre de la localidad anfitriona.

Con 24 temas en competición ´Campeones´ y 8 en ´Nuevas Propuestas´, el jurado presente en sala y el público -desde casa, participante a través del televoto-  elegirán las dos canciones y sus respectivos intérpretes que se adjudicarán la estatuilla  del León de San Remo, máximo galardón del Festival en lengua italiana, famoso en todo el mundo.

Nuevos talentos y vitrina de artistas. La kermes de la Costa Occidental de la Liguria, es plataforma de lanzamiento para quienes en Italia sueñan con una carrera musical.  Además es una prestigiosa vitrina de artistas conocidos, ya afirmados en el ámbito nacional e internacional, que en el pasado, debutaron en el  Palco del Teatro Aristón, como Laura Pausini, Andrea Bocelli, Eros Ramazzotti, entre otros.

Nel blu dipinto di blu (Volare). San Remo es un evento que ha regalado grandes emociones, desde sus albores consagró artistas como Doménico Modugno, quien en 1958 interpretó una de las melodías más célebres -en mi opinión-, más lindas de la historia de la música italiana: “Nel blu dipinto de blu”, más conocida como Volare.

Igualmente,  en Sanremo han debutado artistas que hoy no necesitan presentación,  como Adriano Celentano, Albano y Romina, Rino Gaetano, Lucio Battisti, Ivano Fossati,  Lucio Dalla, Franco Battiato, Fiorella Mannoia, Vasco Rossi y muchos otros.

 “Porqué Sanremo es Sanremo”. La kermes sanremese apasiona a los italianos con sentimientos encontrados; les une y les divide, algunos no la soportan y otros la critican pero no pueden privarse de verla.  Quienes la aman, siguen cada noche en directo la transmisión por televisión desde el sofá de casa, porqué encontrar tiquete es prácticamente imposible.  Dura cinco días, pero las polémicas, elogios y críticas perduran lo suficiente, para prolongarlo hasta una nueva edición y una única certeza: “Sanremo es Sanremo” lo dice el eslogan, y con la gran cantidad de público que atrae, cada edición portará consigo sus propias polémicas, amores y rencores.

 Fiesta Popular, metáfora de un pueblo. El Festival no es una simple competencia musical, es también la metáfora de los italianos con sus virtudes y sus defectos, es una gran fiesta nacional popular en la que la mayoría se ve representada, a través de las canciones, inéditas, cargadas de poesía, de historias, algunas populares, pegajosas.  De voces nuevas, de la musicalidad de la lengua italiana, narrada a través de un único hilo conductor: la música.  La música ligera, tan ligera que nos hace soñar, como recita el cantautor genovés Ivano Fossati.

Máquina comercial perfecta. Desde 1951, se ha transformado en una máquina comercial perfecta. Para este año están previstos gastos de 18 millones de euros e ingresos por publicidad que se aproximan a los 31 millones. Una vez saldados los costos de producción, se espera que parte del dinero restante, pueda ser destinado a proyectos de Servicio Público, a través de la Radiotelevisión Italiana, RAI.  Al menos para aplacar la ira popular de quienes sienten sobre sus espaldas el costo del evento.  En especial, el precio por la participación de algunos artistas invitados y huéspedes especiales, cuyas facturas, entre escándalos, controversias y tanta música, al parecer podrían superar hasta las seis cifras.

Amadeus, director artístico del 70° Festival de San Remo y algunas de las damas que lo acompañan en su labor

#IoNonGuardoSanremo. Ambientes feministas, auspiciaban una versión de San Remo en el que la figura femenina fuera protagonista absoluta,  pero ya durante la rueda de prensa del pasado 14 de enero, el modo como Amadeus, director artístico y conductor del 70° Festival, presentó a las 10 mujeres que a su lado, se alternarán durante las cinco veladas de la competición, creó revuelo: de una parte sectores feministas que de inmediato lanzaron un hashtag que invita a boicotear el Festival: #IoNonGuardoSanremo (Yo No Miro Sanremo).  Y de otra, quienes consideran que se trata de simple instrumentalización.

Protagonistas en la ciencia. A las líneas poco gratas, con las que empecé esta nota debo agregar una noticia positiva, el descubrimiento divulgado esta semana, por parte de tres investigadoras italianas, que en el Hospital Spallanzani de Roma lograron aislar el Coronavirus, lo que significa, un paso adelante en la derrota de dicha epidemia. Y un justo reconocimiento al protagonismo femenino en el campo científico. Mientras tanto, a medida que transcurren las horas, los preparativos y las noticias del 70° Festival de la Canción en lengua italiana, aumentan las expectativas, por las canciones, los participantes, los huéspedes especiales, las sorpresas y la música de una fiesta popular cuya fuerza representa el alma del país.

Caleña radicada en en norte de Italia desde hace casi tres décadas, comunicadora, hortelana, cocinera y viajera por convicción