Comparte en tus redes

Empecemos las aventuras de La Bernardi por el Valle del río Cauca como destino migratorio de los italianos. Demos un repasón rápido en este primer capítulo a varios hechos y anécdotas de finales del siglo XIX y del XX en los que haya un italiano de por medio y en las cuales ya nos detendremos más adelante.

Está el caso del comerciante piamontés que fue cónsul en Buenaventura, Ernesto Cerruti y las autoridades del Estado Soberano del Cauca, que desencadenó en uno de los líos diplomáticos más escandalosos de la historia, cuando Colombia e Italia rompieron relaciones en 1885.

Documento que reposa en la Biblioteca de la Universidad Eafit / Sala de Patrimonio Documental

Saltemos a Buenaventura, la ciudad puerto más importante de Colombia sobre el Pacífico, que tomó su nombre del santo patrono italiano, y que por el movimiento comercial que ya se avizoraba, contó con un consulado italiano y con la sede de la firma comercial importadora y exportadora, la Casa Menotti.

Catedral de San Buenaventura, Buenaventura (Valle del Cauca)

En la Isla Cascajal, el arquitecto de Turín, Vicente Nasi, levantó la antigua Estación del Ferrocarril (1930), uno de los proyectos más modernos de la época. Y al muelle llegaron hasta los años setenta, los buques italianos de pasajeros, Verdi, Donizetti y Rossini, que establecieron entre sus tripulaciones y los bonaverenses un significativo intercambio cultural, gastronómico y deportivo. Aún se recuerda cuando la banda del barco se presentaba en las retretas dominicales con un repertorio de arias clásicas.

Antigua Estación del Ferrocarril, hoy la Escuela Taller de Buenaventura

Postal del barco italiano Donizetti que atracaba en el puerto de Buenaventura . (archivo de María Teresa Hurtado 1971)

Y en Cali nos saluda Cristo Rey, la escultura gigantesca de 21 metros, que vigila la ciudad desde 1953 en el Cerro Los Cristales, gracias a la iniciativa del padre José Arteaga y del escultor de Pietra Santa, Alidéo Tazzioli. Se dice que es uno de los monumentos a Cristo más hermoso y mejor diseñado en el mundo.

Y en esta misma ciudad ya un italiano había pasado a la historia, el pionero de la aviación, Ferruccio Guicciardi; él fue el primer aviador que tocó tierra caleña con El Telégrafo 1, el 21 de marzo en 1921. Por cuenta de esa hazaña se ganó un premio de $ 500 pesos.

Estos son solo algunos de los personajes y de las tantas historias que descubriremos juntos con La Bernardi; sígueme la pista en mi canal y en redes.