Hojas
Comparte en tus redes

Hoy preparé hojas de albahaca en almíbar, les aseguro que confabularon mis dos herencias e identidades, la italiana y la vallecaucana para que el resultado fuera una delicia con un aroma muy sutil, que sirve como casao con un helado de vainilla, un pedazo de queso de cabra o cuajada, o un yogur griego.

Cuentan que en la edad media y el renacimiento, tanto en Florencia como en Pisa y Padua, descubrieron el inmenso valor curativo y en la cocina de las plantas aromáticas, las cultivaron primero en los monasterios y luego, en los huertos. El Ocimum basilicum, basílico o albahaca, era usada en ese entonces, para los dolores de estómago y las naúseas.

Por mi lado, les cuento que heredé el gusto por los dulces artesanales de mis tías Prieto, criadas alrededor de un trapiche de panela y una hacienda de caña de azúcar en el norte del Cauca, tierra con gran variedad de frutas, en la que se cruzan tradiciones africanas, hispanas y nativas en los fogones de sus mujeres.

Pierdo la voluntad ante un Desamargado para Nochebuena con cáscaras de cítricos y brevas; un Mielmesabe o dulce de chicharrón con leche fresca cortada; un Cabello de ángel con papaya biche y lechosa; unos cascos de guayaba en almíbar; un melao de panela con cuajada; unas grosellas caladas; una cola de ratón con tomate de árbol o un dulce de mamey, todos ellos son alimento para mi alma y mi espíritu… y ni que decir de mi cuerpo.

Como por esta época tengo en el huerto albahaca en abundancia, coseché las hojas de esta planta mágica, portadora de buenas nuevas, originaria de la India, consagrada a Krishna, el dios del amor, y que está en forma permanente en la mesa de las ´mammas´ italianas, decidí incursionar con algo diferente a un buen pesto genoves. Me lancé a preparar unas hojas de albahaca en almíbar.

Si quiere prepararlas, tenga en cuenta que para este tipo de dulce no se debe tener afán ni usar un horno microhondas. En Italia se dice: ¨la calma é la virtù dei forti¨, la calma es la virtud de los fuertes, un dicho que aplica para la cocina en cualquier lugar del planeta.

Ingredientes para el almíbar:

  • 1 taza de agua
  • 1 /2 taza de azúcar
  • Un manojo de albahaca
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 rama pequeña de canela

Elaboración:

  1. En una cacerola al fuego, ponga el agua, la rama de canela y el azúcar.
  2. Remueva y deje hervir durante 20 minutos.
  3. Incorpore la cucharadita de zumo de limón y remueva con cuchara de palo.
  4. Transcurrido el tiempo de cocinado del almíbar y cuando esté tipo jarabe un poco espeso, incluya las hojas de albahaca
  5.  Retire la cacerola del fuego y deje reposar

 Sirva sobre una bola de helado, una loncha de queso o cuajada o con un yogur griego.

Albahaca fresca a la mano, esta planta crece con facilidad en una matera siempre que le dé un rayo sol.